Estrategias de ataque y defensa ante la desaceleración económica

Estrategias de ataque y defensa ante la desaceleración económica

Por Chris Sloley, Editor, Citywire   |   Fotografía: Istock

Por Chris Sloley, Editor, Citywire  |  Fotografia: Istock

Los fondos dan marcha atrás y diversifican su exposición en respuesta a las previsiones de crecimiento moderado

Los fondos dan marcha atrás y diversifican su exposición en respuesta a las previsiones de crecimiento moderado

Mezclando cosas

El inversor agresivo de activos principales mixtos Charles Shriver está centrándose en ganadores internos para impulsar el rendimiento de su fondo T Rowe Global Allocation Fund. De acuerdo con la hoja informativa del fondo publicada en diciembre, la posición más grande fue una exposición del 7,4% para el fondo T Rowe Dynamic Global Bond, administrado Arif Husain, con calificación Citywire +.

Este énfasis en un fondo de bonos no refleja el posicionamiento más amplio de Shriver, ya que las acciones globales representan alrededor de dos tercios de la exposición total. Las 20 primeras posiciones representan el 25% de su cartera total, mientras que mantiene un altísimo grado de diversificación, como lo demuestra el total de 806 emisores de valores diferentes en 77 mercados.

De cara al futuro, Shriver, que es copresidente del comité de asignación de activos de la compañía, ha puesto mayor énfasis en las acciones internacionales, aunque infrapondera el crecimiento de los Estados Unidos y los sectores de acciones de pequeña y mediana capitalización de este país, de acuerdo con el posicionamiento comentado en el cuarto trimestre de 2018.

Escribiendo en aquel momento, Shriver dijo: «Después de indicar un fuerte crecimiento de los beneficios de poco más de dos dígitos en el segundo trimestre de 2017, se prevé que las empresas estadounidenses tendrán un crecimiento más moderado en el tercero, antes de repuntar en el cuarto trimestre de este año con expectativas de volver a crecer un poquito más de diez puntos.

»Esperamos que la ampliación del crecimiento global vista desde finales del año pasado se mantenga durante los próximos trimestres, aunque a niveles todavía modestos, mientras la mejora del comercio mundial da un impulso a las economías más orientadas a la exportación».

En relación con los bonos, que representan el 34% de la exposición, Shriver añadió: «Hemos progresado a una subponderación a bonos de alto rendimiento relativa a los bonos de grado de inversión de los Estados Unidos, ya que las valoraciones presentan una tendencia por encima de los promedios históricos después de un período de gran rendimiento del sector.

»Mientras los bonos de alto rendimiento siguen teniendo una ventaja de rentabilidad sobre los de grado de inversión, las valoraciones actuales pueden proporcionar menos protección ante un aumento potencial en el riesgo de eventos de mercado o riesgo específico de sector, como por ejemplo el energético».

Adelante con precaución

Haciendo honor a su posicionamiento defensivo, Morgan Harting ha retrocedido en su exposición a títulos de renta variable en el AB All Market Income Portfolio. Harting, con calificación Citywire +, tomó la decisión con respecto al cuarto trimestre de 2018, que se debió a una mayor y persistente volatilidad del mercado durante los últimos meses del año.
«Aunque no prevemos una desaceleración económica rápida, el aumento de las tensiones comerciales y unas condiciones financieras más restrictivas están apuntando a un período de crecimiento global más suave».

«El crecimiento y las intenciones de gasto han continuado desde los máximos recientes y, aunque el crecimiento de las ganancias se ha visto apoyado por márgenes más altos, las presiones de costes están aumentando», escribió Harting en su comentario de fin de año.
Asimismo, apuntó que la tendencia a evitar las acciones de los mercados desarrollados ayudó a limitar el efecto de arrastre de los problemas del mercado, mientras que la asignación a estrategias combinativas —donde llevaron a cabo opciones tanto de compra como de venta— resultó ser perjudicial.

Los valores representan ahora alrededor del 36% de la exposición total, donde las acciones centrales y los valores con altos dividendos representan alrededor del 18% de la cartera. La mayor parte de la exposición se encuentra en la parte de bonos, donde Harting y sus cogestores Dan Loewy y Karen Watkin tienen expuestos un tercio de los activos totales del fondo.

Ya en 2019, Harting y sus colegas han reavivado un poco su apetito por el riesgo, añadiendo exposición a algunos mercados emergentes. Sin embargo, los mercados desarrollados siguen siendo el punto central. «Seguimos favoreciendo los valores japoneses y europeos, teniendo en cuenta que sus valoraciones son más atractivas, sus políticas monetarias más flexibles y sus divisas más débiles en comparación con EE.UU., pero en menor medida que antes, dados los continuos riesgos de tensiones comerciales y los retos geopolíticos que frenan el crecimiento».

motores internos

El dúo de Fidelity formado por George Efstathopoulos y Eugene Philalithis está centrándose en el fondo Fidelity Funds – Growth & Income en el poder de sus compañeros, con los diez primeros puestos de su estrategia moderada asignados a otros fondos de Fidelity.

Aunque las posiciones se concentren en sus propios recursos, la lista está muy diversificada, con ingresos de capital, EMD, deuda asiática, bonos financieros e híbridos representados en los diez primeros puestos. Para diseminar la exposición total por clase de activos, los bonos constituyen el 56% de la exposición, casi toda consistente en inversiones en bonos globales. Sin embargo, parece ser que Philalithis y Efstathopoulos han estado recortando sus inversiones en Europa y en alto rendimiento estadounidense debido a los escenarios cambiantes de los bancos centrales.

Mirando este aspecto más detalladamente, la pareja, que adopta un enfoque conservador y que suele tener alrededor del 70% de la exposición en todo momento, tiene un 31% en acciones, de las cuales las globales constituyen el 12%. También hay una exposición relativamente pequeña a sectores más exóticos del mercado, como una inversión del 4,5% en estrategias de rentabilidad total alternativas.

En declaraciones a los medios de comunicación a principios de año, Philalithis dijo que el foco de los inversores se situará en el efecto en cadena de la restricción cuantitativa. Apuntó que la fortaleza del dólar estadounidense dictaría la exposición a los mercados emergentes en 2019, ya que las inversiones en deuda constituyen aquí el 10,7% de las inversiones de la pareja en la actualidad. Asimismo destacó la importancia de la cobertura de riesgo cambiario en las carteras, como la suya propia, que dará capital de protección para el próximo año.

a
Número 12
close