La última actualización de ESMA sobre la transparencia ex ante

La última actualización de ESMA sobre la transparencia ex ante

Por Luca Zitiello, Socio director, Zitiello Associati   |   Fotografía: Istock

ESMA apuesta por la utilización de tablas detalladas y homogéneas y a ser posible la utilización de la nomenclatura que se encuentra en la norma en todos en todos los Estados miembros.

El pasado 28 de marzo, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglas en inglés, en adelante) emitió una actualización importante de las preguntas y respuestas (Q&A, por sus siglas en inglés) sobre el MiFID II.Conviene recordar que las Q&A de ESMA son un instrumento esencial en la implementación uniforme de MiFID II en los distintos Estados miembro. Dada la naturaleza de armonización máxima de la directiva, es el lugar natural para dar recomendaciones interpretativas coherentes y unívocas. Por ejemplo en Italia, como ya ha sido indicado en repetidas ocasiones por parte de la propia Commissione Nazionale per le Società (Consob), este papel no puede ser asumido por el órgano de vigilancia local, ya que se corre un grave riesgo de diferencias de aplicación en distintas jurisdicciones.

En un momento como este donde, en el que hay que realizar las notificaciones a clientes sobre los costes asumidos el año 2018, el asunto crítico y candente es representado por la muy delicada cuestión de la transparencia ex-post de los costes y cargas, ya que resulta que la Autoridad no ha formulado aclaraciones, mientras que sí lo ha hecho en cinco actualizaciones de las Q&A en lo que se refiere a la transparencia ex ante de los costes y cargas.

El pasado 28 de marzo, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA por sus siglas en inglés, en adelante) emitió una actualización importante de las preguntas y respuestas (Q&A, por sus siglas en inglés) sobre el MiFID II.Conviene recordar que las Q&A de ESMA son un instrumento esencial en la implementación uniforme de MiFID II en los distintos Estados miembro. Dada la naturaleza de armonización máxima de la directiva, es el lugar natural para dar recomendaciones interpretativas coherentes y unívocas. Por ejemplo en Italia, como ya ha sido indicado en repetidas ocasiones por parte de la propia Commissione Nazionale per le Società (Consob), este papel no puede ser asumido por el órgano de vigilancia local, ya que se corre un grave riesgo de diferencias de aplicación en distintas jurisdicciones.

En un momento como este donde, en el que hay que realizar las notificaciones a clientes sobre los costes asumidos el año 2018, el asunto crítico y candente es representado por la muy delicada cuestión de la transparencia ex-post de los costes y cargas, ya que resulta que la Autoridad no ha formulado aclaraciones, mientras que sí lo ha hecho en cinco actualizaciones de las Q&A en lo que se refiere a la transparencia ex ante de los costes y cargas.

“ESMA invita a los intermediarios a usar en su relación con el cliente la misma terminología que hay en el MiFID II, en la forma en que se ha adaptado en los ordenamientos jurídicos de cada Estado miembro”

En la respuesta a la pregunta 22, se especifica que la nota informativa anterior debe realizarse en relación con el instrumento financiero específico (información del así llamado ISIN based) y sobre el servicio efectivamente prestado, no siendo conforme una nota informativa genérica, dado que la finalidad de la normativa es crear conciencia en el cliente y dar los instrumentos para comparar diferentes productos y servicios.

En el mismo sentido va el Q&A 23, donde, en los casos en los que se deba dar transparencia de los costes y cargas del servicio a causa de los instrumentos financieros en cuestión, se pregunta si se puede dar una medida excepcional o regular, aunque no antes de cada transacción. Se concede la posibilidad de darla por adelantado usando tablas o cuadros, sin embargo, deben ser detallados y homogéneos y, por lo tanto, idóneos para dar de manera precisa la misma información que se daría si se realizaran de vez en cuando.

La respuesta a la pregunta 24 aborda el asunto crítico de la nota informativa ex ante de los costes y cargas en el servicio de gestión patrimonial que debe realizarse antes de la prestación del servicio y que, por tanto, contiene elementos prospectivos. Por esta razón, ESMA precisa que esta debe basarse en el valor de los bienes objeto de gestión (en efectivo y valores) y en el tipo de cartera que se pretenderá constituir en virtud del perfil del cliente y, en los poderes personalizados, de la estrategia de inversión acordada.
En la Q&A posterior se aborda la centralidad de la cuestión de la uniformidad de la implementación como un factor crítico que permite la comparabilidad de la información, junto con el hecho de que la información debe ser clara y no engañosa.

Por estas razones, ESMA invita a los intermediarios a usar en su relación con el cliente la misma terminología que hay en el MiFID II, en la forma en que se ha adaptado en los ordenamientos jurídicos de cada Estado miembro. Se da el ejemplo de los pagos recibidos de terceros, los denominados inducements. En Italia estos han sido traducidos y regulados usando el término de incentivos. Por lo tanto, a esto deberán atenerse los operadores, los cuales, aunque añadieran sus propias condiciones comerciales, deberían hacerlo con una clara referencia a los términos usados en los ordenamientos jurídicos de referencia.
El mensaje que viene de ESMA es bastante claro, teniendo como objetivo, por una parte, no bajar el nivel de divulgación para el cliente final y, por otra, garantizar su eficiencia mediante instrumentos específicos como la compartición de un lenguaje uniforme y fácilmente comprensible.

a
Número 12
close